¿El amor lo puede todo?

¿La sensibilidad es lo más importante del hombre?

Algunos minutos en silencio para que los alumnos dijeran algo al respecto después del que el profesor Dante hablase a través de poemas, ningún alumno emitía algún juicio o pregunta. Volvió a hablar el profesor esta vez con una pregunta.
- ¿El amor lo puede todo? – preguntaba el profesor Dante-
Nadie contestaba. Entre las reflexiones que hacían los alumnos y sorprendido por el profesor por su expresión en su rostro de cierto júbilo que reflejaba, los alumnos querían seguir escuchando al profesor en vez de hablar ello. Por lo cual el profesor volvió a repetir:
-¿El amor lo puede todo? – decía el profesor-
- ¡Según, profesor! – decía Sextus-
- ¡No profesor, no lo puede todo! – decía Virgilio-
- Muchas veces el amor lleva a no perder los ojos a la persona amada – decía Sextus-
- Siempre profesor que hablamos de amor verdadero, ¿verdad? – decía Virgilio-
- Así es Virgilio, aquí nos estamos refiriendo al amor puro, auténtico, verdadero, virtuoso – decía el profesor- Ese amor es el que tiene que surgir para que exista amistad, paz en la tierra, comprensión, abnegación.
- Pero para eso profesor, necesitamos tener desarrollado una sensibilidad adecuada. De lo contrario no se logra nada – decía Virgilio-
- Así es como tú dices Virgilio. El hombre sin sensibilidad, estos poemas que estuvimos leyendo en clase de nada serviría – decía el profesor-
- Por ese motivo profesor, podemos decir que: ¿la sensibilidad es lo más importante del hombre? – preguntaba Sextus-

- Perfecto Sextus tu razonamiento. Sin sensibilidad el hombre deja de percibir todo. La experiencia es lo que nos hace únicos e irrepetible. Nos hace verdaderas personas concretas y no meros conceptos universales propios de las ciencias. Sin sensibilidad no hay belleza y sin belleza no hay vida – decía el profesor- Si la felicidad no se experimenta, que es lo que busca todo hombre, que pone todas sus energías en alcanzarla. De nada serviría buscarla si no tuviéramos sensibilidad para poder gozarla.

                     Fragmento del libro "Scribere Humanum est"

Entradas populares de este blog

Rolex felicita a Roger Federer

“En busca de mi otro yo”

Pensamiento de Martin Heidegger