miércoles, 26 de octubre de 2016

"Como están las calles de vacía, como llueve hoy"

¿Habéis preguntado qué nos pasa esos días grises y que llueve, porque nos produce una cierta angustia? ¿Será que hay algo en nuestra esencia que hace que en esos momentos experimentemos algo distinto de los días soleados?

José Luis nos dice:"como están las calles de vacía, como llueve hoy"

Esto nos demuestra cuán lejos van los poetas y cuan profundos son sus sentimientos y como si fuese poco la melodía que está en armonía con dicha poiesis como nos invita a gozar de la vida y dejar por un rato a la razón instrumental para ser esa persona que siente.

Tal vez un escritor se pone al lado de la ventana asía su pluma y con su hoja en blanco empieza a relatar una historia, un recuerdo, una fantasía, crea un mito.
Tantas cosas se podrían decir pero sería caer en la especulación. Pero de eso no se trata lo que intenta hacer el escritor. Porque en definitiva quien está escribiendo es el escritor y está expresando en su tabula rasa lo que está sintiendo. Todo sale de la inspiración.
No está contaminado de la razón instrumental, de lo pragmático sino que sale de su entraña.

Esa experiencia que nace en el sujeto, es la que se trata de comunicar a pesar de que sea subjetiva. 
Otro factor que es imprescindible para el artista es, que tiene que estar en soledad, despojado de todo ente y quedarse con su ser. Es ahí en donde nace su experiencia, pero cuando se dice su experiencia es, en toda dimensión de la realidad y no solo en la experiencia sensible, empírica, sino también de lo inteligible y espiritual. Porque sino estaríamos reduciendo la realidad como lo hacen los empiristas y aquí de lo que estamos hablando causalmente es de traer la realidad a través de la poesía, dejando los conceptos abstractos y universales que no dicen nada, pero si la experiencia que es compartida por toda la humanidad. Es por eso que hay comunicación y es por eso también que no conoce fronteras. Por lo cual la melodía, la poesía, todo el arte en general en cuanto arte no tiene límite y se puede comunicar sin ser juzgado.

Muchas veces hay que tomarse tiempo para la contemplación como lo hace, José Luis, que se toma tiempo para sus poesías.
Es una necesidad de nuestra naturaleza despojarnos de todo ente y escuchar el silencio que dice mucho. Porque es en ese momento que nos escuchamos y nos indagamos y también para conocernos. Causalmente son los poetas como José Luis que en el silencio su alma empieza a transcribir en el papel;

 Como arrastra el viento aquellas hojas,

como llueve hoy

y que torpe vuela por el cielo

ese gorrión.

Se han quedado mudos esos nidos

de golondrinas

y sentado al borde de la noche

te recuerdo hoy (…)

 Pero para recordar como dice don José Luis Perales, además, tenemos que estar a solas para volver a nuestro interior y es ahí en donde nuestras vivencias recobran vida.

Cuantas veces vemos como pasan los días y no tomamos conciencia, ¿alguien se puso a escuchar el reloj en el comedor? ¿Por qué en el invierno cuando uno mira y siente el calor que emana de la hoguera viene los recuerdos?

Muchas personas en los días grises están melancólicas. Es que como si todas máscaras empezaran a fundirse dejando al desnudo el alma para que se vea tal cual es y quede frente al ser.

(…)
Los paraguas pasan lentamente

frente a mi balcón.

El reloj se escucha como siempre

en el comedor.

Estos días grises del otoño

me ponen triste

y al calor del fuego de mi hoguera,

te recuerdo hoy.

Aquí el poeta como todo artista se entrega a los demás completamente. Es lo que hace José Luis cada vez que sale al escenario y cuando canta se entrega, deja todo, transmite en su rostro lo que fluye desde su alma. Con sus 71 años, su eterna alma sigue con su vocación derramando amor y alegría a su público.

Otra cosa importante de don Perales es, que nos recuerda que el hombre le interesa el infinito, lo conmueve, es por eso que de vez en cuando miramos a las estrellas , ponemos nuestra mirada en ese firmamento que tiene mucho para decirnos.

Te recuerdo hoy.
A ti, que eres mi vida entera,
la brisa de primavera, la claridad.
A ti, que sufres cuando me esperas
que miras a las estrellas
y que suspiras por mí.
(…)
                    José Luis Perales





sábado, 22 de octubre de 2016

Contemplando la Poiesis

Calma- "En Un Banco de la Calle"

Apacíguate un poco, le decía la madre a su hija de cinco años cuando esperaban juntas el taxi que las conducía de vuelta a su hogar, en la casa de la abuela.
Esa experiencia de vida cotidiana como tantas otras, son monedas corrientes en esta sociedad caótica que nos conduce a la agitación, a lo desordenado, a la desesperación.
Es que estamos muy de prisas hoy. Y si lo adulto lo estamos no podemos esperar que los chicos sean ajenos a las circunstancias.
Pareciera que en el mundo del “todo ya” hemos perdido la calma, la tranquilidad.

José Luis Perales nos invita a la contemplación, a detenernos un poco para meditar lo que tenemos alrededor, pero eso solo se consigue con calma del espíritu, porque es desde el interior nuestro donde nos proyectamos al exterior. Él nos advierte que:

En un banco de la calle
Rodeado de recuerdos
Piensa mira
A la gente que camina
Con la prisa en los talones
Y habla sola.

Y él solo puede ser
Un espectador
Piensa mira
Su reloj y siente
Que el tiempo pasó.

Y es así. Nos debe importar nuestro tiempo, el que me hace ser lo que soy, el que viene con mí ser. Esto ya nos había anunciado Martín Heidegger, sin negar el tiempo universal. Porque el tiempo real es la vivencia.

Queremos todo a corto plazo, olvidando que la vida de esa manera no lo es.
Ya que la vida es disfrutar de los simples momentos hasta lo más extraordinario. De eso se trata vivir. De entregarse con esperanza sabiendo que solo con tranquilidad encontramos Paz.
No podemos estar en paz mientras sigamos a las apuradas, atropellándonos con el que tenemos al lado, con el próximo.

José Luis Perales nos recuerda que:

(…)
Hoy solo puede ser
Un espectador
Y piensa y los que al pasar
Miran sin decir adiós.

En sus noches de vigilia
Recupera la memoria
Y piensa y mira
A ese niño que regresa
Desde el patio de su casa
Y juega y grita (...)

En una sociedad donde ha querido conquistar el mundo y, lo que ha hecho es ceder su tranquilidad, sus valores, su idealidad a cambio de psicofármacos, psiquiatras, psicólogos.
Cuando las palabras, los conceptos se quedan como tal, es inocuo. Por lo tanto los meros discursos muy de moda en el tiempo que nos toca vivir hay que sustituirlo por la "Poiesis".

Ya Aristóteles en su poética nos invitaba a la mímesis y lo hacía como erudito que era.
Hoy los poetas nos vuelven a invitar a la calma para que vivamos un poco mejor lo que nuestra esencia nos exige, porque ya sabemos cómo nos va cuando no escuchamos a nuestra natura.

Si quieres vivir mejor depende de ti, pierde el capricho “que no puedo”
Lee más poesías y si va acompañada de melodía mucho mejor.
Aprovechemos de las personas que nos regalan esas vivencias, las poesías, que transmiten sus experiencias. Ya que los sentimientos muchas veces tienen la preeminencia de lo que no goza la razón.

Miguel Ángel sabía muy bien de reproducir la realidad, aparte de su talento inquebrantable, tenía mucha intuición propia de su talla, cuando después de finalizar su Moisés  golpeándole la rodilla le dijo; "camina".

Hoy en el tiempo contemporáneo que vivimos también hay poetas que saben cómo transmitir la realidad. Su intuición la comparte a quien está dispuesto a contemplarla.

Esto es el artista, mimetiza la realidad y cuando mayor es la inspiración mayor es la mimetización, como lo hace don José Luis:

(…)
Mira como el sol se va
Y siente que el tiempo pasó
En un banco de la calle
Rodeado de recuerdos
Piensa y mira
A la gente que camina
Con la prisa en los talones

Y habla sola. 


jueves, 20 de octubre de 2016

Cuando la reflexión está de más

Y Me Marché Contigo

El hombre tiene que ser antes de tener. Hoy el rostro del hombre esta ensombrecido, triste, angustiado.  Reclamando en todas las direcciones, produciéndole ansia al no ser escuchado, al no ser comprendido.

- No me vengas Gustavo como siempre con tus pensamientos, con tus ideas.

- No te preocupes, porque de eso no se trata, de lo que tú me cuestionas. El hombre siempre está a la defensiva, al ataque. Se siente perseguido. Y de eso se trata que sea lo que estoy diciendo.
Tenemos que cambiar nuestra actitud, nuestros pensamientos y lo principal dejar de ser egocéntrico.

- Gustavo, hablas como si fuera un erudito, como si pensaras que tiene la autoridad para hacerlo.

- ¡Te das cuenta, que no puedes dejar de seguir pensando como lo vienes haciendo, que te ensimismas en tus caprichos, en tu rebeldía! ¿Tú de donde dice lo que dice, de donde provienen? Porque tú misma cuestión en nada se diferencia a lo que yo cuestiono.

- ¿Y qué es entonces lo que tienes para decir?

- Que el hombre vive reflexionando, y hacer eso es insensato si solo se queda en la pura reflexión. El hombre no es solo ser pensante. El hombre es un ser sintiente y es lo más importante, porque lo otro sin esto no es nada. Queda en el ámbito de lo lógico.

- ¡No entiendo ni un bledo lo que me tratas de decir!

- No te preocupes, lo que sucede es que siempre caemos en el pensamiento, es algo incorporado al hombre. Por eso es importante vivir además de pensar.
Cuando alguien te diga que hay que reflexionar, tú en cambio dile: " Mejor es vivir y luego reflexionar" porque sin la vida lo otro es vacuo.
Hoy se ha puesto de moda la palabra “Reflexionar” y dime si ha cambiado de algo.

- No nada, todo sigue igual. ¿Y qué hay que hacer?

- Hay que leer más poesías, es lo único que hace la vida lo que es, hace que las cosas se expresen y hablen por ella misma. El hombre está hecho para percibir, para sentir, para experimentar, para amar.
Solo la experiencia supera al entendimiento. Cuando viene el problema, el conflicto es, en ese momento que surge el pensamiento. Por eso el pensar nos dice que hay conflicto, que estamos ante un problema.

- Ahora entiendo por qué todo el mundo piensa y dice que hay que reflexionar.

- Así es, es por eso que tenemos que inclinarlo más por el ocio, pero cuando digo eso, lo digo en su significado más estricto. No preocuparnos por el negocio - negación del ocio- sino aparte de las actividades diarias, también hacerse tiempo para la poesía, la música, el arte en general. Todo lo que nos humaniza.
 ¿Has leído las poesías de José Luis Perales?

- Si algunas, ¿y qué tiene que ver él en todo esto?

- Muchas, por empezar él es muy semejante a nosotros ya que es latino, sus sentimientos, sus vivencias la compartimos. Tiene muy buenas poesías y le pone además melodía.
Está comprometido con la sociedad, es humano.

- ¡Si es escuchado que eso predica la gente!

- Hoy vivimos en un mundo muy egoísta, en donde estamos pendientes en nosotros mismos sin mirar al de al lado si necesita ayuda. En una sociedad competitiva hasta la máxima expresión que si tiene que hacer lo que sea por aniquilar a su contrincante lo hace sin pavor. Un mundo devorado por el consumo, en donde le dice como tiene que comportarse y cual son sus gustos.
En un orbe de lo descartable. Todo lo que no me sirve, de lo que me entorpece el camino lo desecho. Solamente asió lo que es bueno para mí, lo que me satisface y en la medida que me aleja de mi confort lo arrojo, lo desecho.
En un mundo belicoso que se proyecta para someter al más débil, para demostrar su poderío y su hegemonía.
El soberbio que sigue con su verdad absoluta. Nadie se atreve de hablar de la muerte. Los súper intelectuales conquistando el espacio. Los negociantes que siguen contando pecunias. Al necio que sigue con sus discursos tratando de persuadir.
Don José Luis Perales, nos dice; que no se va solo sino acompañado una vez que creció. Comparte todo hasta la vida y su muerte.
Por lo tanto si te vas a donde sea que fuese y quieres ser feliz, lleva a alguien contigo. Por que el hombre es un ser indigente, es paciente. Es una necesidad el otro, por eso márchate con alguien.

Para no caer en la reflexión que venimos hablando, resumámoslo todo esto y mejor a través de lo que da vida, la poesía, para que revivamos más, sintamos más y reflexiones menos.

Dejé bajo los olmos mi niñez jugando
y un sonido de bronce en aquel campanario
dejé mi adolescencia en un abrazo tierno
y una luna de plata alumbrando el sendero
y me marché contigo

Y me marché contigo, contigo para siempre
para vivir la vida hasta morir la muerte
para vivir la vida hasta morir la muerte
y me marché contigo, contigo

Dejé a los súper hombres conquistando la luna
y al soberbio gritando su verdad absoluta
dejé a los bien pensantes bien pensándolo todo
y a los más altruistas regalando canciones
y me marché contigo

Y me marché contigo, contigo para siempre
para vivir la vida hasta morir la muerte
para vivir la vida hasta morir la muerte
y me marché contigo, contigo

Dejé a los belicosos inventándose guerras
y a los necios más necios seguros de ser sabios
dejé a los gobernantes desgobernando todo
y a los más generosos, amasando fortunas
y me marché contigo

Y me marché contigo, contigo para siempre
para vivir la vida hasta morir la muerte
para vivir la vida hasta morir la muerte
y me marché contigo, contigo
me marché contigo, contigo.

          Y Me Marché Contigo - José Luis Perales-




miércoles, 19 de octubre de 2016

Servirse de los ancianos como maestros. Parte II

Cuando la poesía dice más que los conceptos.

Habíamos dicho en otra entrada anterior, que todas las personas, sea en el ámbito que nos desarrollemos, necesitamos de maestros.
 Aquí podemos apreciar otro caso parecido, relacionado con el arte. La diferencia radica en que cambia en esta oportunidad el discípulo.
Seguimos con lo artístico, dado a que es en la poesía, en donde más natural se manifiesta la sensibilidad humana, acompañada con melodía.
Es válido plantearnos la pregunta; ¿por qué distintos artistas buscan a un mismo maestro?
Como también son válidas las distintas respuestas. Unos podrán decir:
- lo buscan porque es especial,
- transmite algo más que arte,
- su persona, su humildad, su afabilidad y todos los adjetivos que se le pueda agregar.
Otros dirán: que el arte hace a un mundo mejor, que entretiene.....
Pero de lo que debemos estar seguro es, que si el artista no es humano, no se pone al lado del otro, no se compromete con la sociedad,  es en vano.
En este vídeo que ilustra lo que estamos hablando, el discípulo dice: “cumplí el sueño de niño”.
Causalmente es porque está el maestro que le ofrece esa posibilidad y eso es la noticia, esa es la novedad.
Todo en la vida quien quiera ir por buen camino, necesita de maestros sin lo cual, solos están perdidos y desorientados.

Otra cosa para rescatar de este artista - José Luis Perales - y no de menor importancia, es su actitud en el recital que brindó en la ciudad de Mendoza haciendo alusión de lo acaecido en esa ciudad de conocimiento público. 
Solo fue implícito en el mensaje y le dijo al público quien lo fue a ver, intuyendo que el argentino se sentía un poco triste y angustiado por dicho suceso: “Aquí he encontrado gente maravillosa" y empezó a cantar la canción que lleva dicho nombre.
Esa actitud, para que el anfitrión no sufra por el hecho, solamente lo hacen personas que ven más allá de lo sensible, de lo empírico.

¿Será eso, que llamamos persona, que hace que lo sigan tanta gente?





sábado, 15 de octubre de 2016

Tributo a Sabadell

Tributo a una ciudad 

Con este Tributo a Sabadell, con la colaboración de la Orquesta Sinfónica del Vallès, nos muestra que el arte se puede realizar en cualquier lugar y que no tiene límite de edad para apreciarla.

Podemos ver aqui, ilustrado lo que una vez Juan Pablo II en una carta a los artistas dijo: "Que la belleza que transmitáis a las generaciones del mañana  provoque asombro en ellas".


                                                     

viernes, 14 de octubre de 2016

Saboreando la orquesta y algo más


La boda de Luís Alonso: Intermedio. J. Giménez.

El hombre no es solo razón, es también un ser sensible. Muchas veces las palabras están de más, algunas porque no vienen al caso y, otras porque son vacías. 

Por lo tanto continuemos disfrutando de lo que nos brinda la música. 
En esta oportunidad con La boda de Luís Alonso: Intermedio. J. Giménez. Lucero Tena.


domingo, 9 de octubre de 2016

Buscando la contemplación - Mein Lebenslauf ist Lieb und Lust

La cultura como medio de Autodeterminación

En esta sociedad en donde no fomenta ni da el ambiente necesario para la armonía de nuestra psique, en un mundo devorado por el consumismo y el tener, es hora de hacer una pausa para dejar al ser, Ser.

El entorno sociocultural es decisivo para la salud de la persona ya que como otra necesidad humana hace a la integridad de la persona.
La cultura entre otras, tiene la función determinante del desarrollo de la sensación de autonomía, competencia y apoyo social potenciando su autodeterminación, por lo cual seguimos cultivándonos para ir satisfaciendo nuestras necesidades psicológicas.

El arte, como las actividades recreativas, las relaciones interpersonales, no es una imposición es una necesidad que hace a la persona en la unidad.

Así que seguimos aquí deleitándonos con el arte para armonizar la Psykhe. Esto hará que mejoremos nuestra conducta en donde nos desenvolvamos ya sea con lo educativo, laboral y en las relaciones con los demás.




jueves, 6 de octubre de 2016

Cantar para vivir

Frente al dolor, la amabilidad y la entrega de José luis Perales

Habíamos hablado de que el artista con su sensibilidad, puede ayudar a través de sus expresiones artísticas para una sociedad mejor. Pero no solo eso puede hacer, sino ayudar a su calidad de vida a quien la necesita. 

Aquí comparto un vídeo que me lo envió mi hermana, para ver que la música puede con mucho más.

Esto nos lo demuestra José Luis Perales que se "disfraza" de enfermo para darle una sorpresa a una fans que lleva tiempo ingresada en el hospital. ¡Con todo eso puede la música!


martes, 4 de octubre de 2016

El Danubio Azul

Johann Strauss- An der Donau schönen Blauen

Ponemos este concierto, dado a que para la integridad de la persona exige momentos para la contemplación.

Es bueno de vez en cuando tomarnos un tiempo para poder dejarnos atrapar por los sentidos, ya que estos nos transportan al ser, a lo que nos hace ser persona, que es lo más valioso. 


domingo, 2 de octubre de 2016

El discurso del relativismo cultural

¡Cuidado con el relativismo cultural, que te devora!

Seguimos con la crítica al relativismo cultural. Tengan cuidado cuando escuchen hablar de esa palabra, ya que hoy está muy de moda para atrapar a la sociedad conduciéndola hacia intereses sociopolíticos.

En esta oportunidad tengan cuidado si van a la Isla Sentinel del Norte.

¿A dónde quiere llegar la antropología cuando dice  que hay que basarse en el método del relativismo cultural? ¿Por qué lo defiende tanto?

Lo malo que hace esta corriente de pensamiento, es que disfrazan al término como inofensivo y cuando está distraído le inocula la mente corrompiéndole.

Otra dificultad que tiene esa ideología es que va en contra de la educación, se opone a los valores, ya que estos son relativos y propios de cada cultura.

En el siguiente enlace podemos ver un artículo por: Alfonso Quijano, que nos ilustra como la ideología al relativismo cultural devora.

sábado, 1 de octubre de 2016

¿Para qué sirve la antropología?


¿La antropología ha muerto?


La antropología moderna pareciera que se ha olvidado del anthropos, de su estudio y ha prestado más atención al accionar del hombre reduciéndolo a la esfera cultural. Pero, ¿Qué es el hombre?
Ha establecido con la cultura una nueva ontología. 
Se ha focalizado en un concepto que no lo ha definido sino lo que ha hecho es crear tantos conceptos como opiniones surjan. Toda construcción nos lleva a atisbar desde una posición ideológica.  
El concepto lo es, si entendemos a la realidad como algo extramental, de lo contrario caeríamos en un racionalismo o en un idealismo.
Se ha olvidado de los conocimientos previos de toda una historia anterior y ha querido reformular, replantear, como si fuese la antropología la única ciencia que habla del hombre, si es que lo hace.
Pero si se trata de ciencia, habría que preguntarse si lo que intenta llevar a cabo es una ciencia o persuadir que lo es, para ser aceptada como tal. Pero no siendo leal a su propio estudio, quedándose en la doxa y no queriendo llegar a la episteme.
Si se puede decir algo de lo que intenta hacer la antropología es persuadir. Alejándose de tratar de conocer y de comprender al hombre.
Trata de justificarse con lo relativo cultural para ser honesta con su doxa.
Lo que se dispone es de imponer una ideología mostrando un cierto odio y rechazo al conocimiento occidental, al origen de nuestro conocimiento a la manera de una conducta pueril.
La investigación antropológica parecería que deja de lado su método que tanto fomenta, para quedarse con el método que tanto critica; el etnocentrismo, para tratar de enmascarar cambiando el concepto a la manera de un nominalismo.

Sánchez Dávila, Mario E. en: “La antropología ha muerto. Cinco críticas para reconstituir la antropología del siglo XXI”, ya nos advierte de las críticas que se le puede hacer a la antropología para romper su parálisis.

Una antropología que se desvía de buscar la verdad y no dice nada acerca del hombre sino enfocándose en una mera actividad queriendo hacer una retórica para llegar a una sociedad más extensa es tratar de seguir con la filosofía idealista, apartarse de la realidad.
Entonces; ¿Para qué sirve la antropología?

Todo lo que se aparta de la existencia pierde sustento pasando a ser ciencia ficción.

Característica de la Novela

Aquí comparto con vosotros algunas características de la novela “Scribere Humanum est”   Scribere Humanum est en MyLibreto