Rolex felicita a Roger Federer


Sponsor orgulloso de Roger Federer



Batir récords nunca tuvo mucha importancia para mí. Mis objetivos siempre fueron muy sobrios y en absoluto extraordinarios: quizás alguna vez soñé con figurar entre los 100 mejores jugadores del mundo, o entre los 10 mejores, pero sin más. Sin embargo, lo que sí he intentado siempre es alcanzar mis sueños.

Lo que de verdad cambió mi vida fue el haberme ido de casa a los 14 años para entrenarme en el National Tennis Center de Suiza. En ese momento fue cuando me convertí en un hombre: esos fueron los tres años más cruciales de mi vida. Durante ese tiempo, me esforcé en comprender el mecanismo de la fuerza mental. 

Aún así, tardé seis años más en sentirme a gusto en una pista de tenis. Aprendí las lecciones de la manera más ardua, sufriendo grandes decepciones tras perder un partido tras otro por culpa de no saber controlar las emociones. Cuando por fin aprendí a controlarlas, me procuró tal satisfacción que jamás volví a cambiar. 

Suiza, mi tierra natal, ha sido muy importante para convertirme en la persona que soy hoy. Con el tiempo me di cuenta de que podría ser el primer jugador suizo en convertirse en número uno mundial. Fue entonces cuando entendí que podía lograr cosas que nadie había conseguido antes. Y así ocurrió. Me fijé este objetivo, y de rivalidades, récords por batir y competiciones en las que me encantaba jugar saqué motivación e inspiración.

                                                           ROGER FEDERER

Fuente: Rolex.  CADA ROLEX TIENE UNA HISTORIA QUE CONTAR




Entradas populares de este blog

“En busca de mi otro yo”

Pensamiento de Martin Heidegger