viernes, 15 de diciembre de 2017

Deseos para un nuevo año que se aproxima


Res, non verba!

Que el ser humano es: egoísta, envidioso, perverso, idiota, hipócrita, mojigato, soberbio, amante de los placeres más vil y rastrero, eso todos lo sabemos y, es imposible revertir pero, lo cierto es que podemos mejorar en ser un poco mejores personas, al menos intentar. 

Schopenhauer diría que eso es producto de nuestra voluntad inconsciente, o Freud diría que  estamos movidos por la libido y que a ella le debemos toda nuestra conducta.

No sé a qué se deba pero, lo cierto es, que el hombre se comporta así y la persona es miserable.

Volviendo a lo que nos interesa de cambiar como persona es, Intentar salir un poco de mi ego para ponerme en el lugar del otro sin que este me lo pida. Salir un poco de mi conformidad para ayudar al afligido.

Ahorrarse energía en no gastar palabras vacuas tales como: “Te quiero mucho”, que esas se la lleva el viento y, vienen de almas que soportan una psique desequilibrada emocionalmente, y que huelen a putrefacto. Más bien nuestra conducta debería tender a  “res, non verba”, obras, no palabras.

El mundo se construye con obras, con amor, con ideas. No con palabras sin sentido, huecas.

Antes de un; “te quiero mucho”, actúa, obra, haz el bien y ayuda a un enfermo, a uno que está en la cárcel, a un necesitado que le falta de todo y brindadle ayuda.
Los niños que duermen en la calle, no le ayuda la frase: “Te quiero mucho”.
Las personas con hambrunas de nada le sirven un  “Te quiero mucho”.
Un manco, un cojo abandonado, arrojado al destino pidiendo limosna no lo mejora con un; “Te quiero mucho”

Antes de esa frase hueca dile: “¿Necesitas ayuda?” o socorre a darle alivio al que cuida un enfermo y guárdate la frase que viene de la boca porque sola la que sale del corazón es auténtica.

Una madre que quiere a sus críos los protege del frío, le da el alimento, lo educa. No anda diciendo sino realiza obras.

 Sabemos que no es nada fácil pero, si al menos intentarlo y ser un poco más locos.

¡Critica menos, eso es fruto de frustración!

Esto es mi deseo para el nuevo año, en primer lugar cambiar yo como persona y luego tratar de que cambie el que tengo al lado.

Así que más obras y menos palabras, “Res, non verba”

¡No solo que su próximo se lo agradecerá sino también su psique sentirá alivio y paz!

Característica de la Novela

Aquí comparto con vosotros algunas características de la novela “Scribere Humanum est”   Scribere Humanum est en MyLibreto