¡Deseo más “Pecunia” para este 2018!

¡Lo más importante es la pecunia!

Seguimos con los deseos ya que estamos próximos a las fiestas y es época en que algunos hombres, su carga de afectos lo conduce a un comportamiento no habitual en él.

Partiendo de que somos personas y como tal indigente, uno de los deseos que no deberían faltar para estas fiestas, que me animo a pronunciar como lo primordial es: “La pecunia” es, lo principal.

El mundo se mueve por lo económico, las relaciones humanas están condicionadas por el "sestercio". Todo lo demás es dependiente.

Muchos fines se logran por este medio y como tal tiene su valor ya que estamos en una sociedad regida por lo material.
Nos han hecho creer que somos “stultus” y que siempre que para ser felices es prescindible gozar del dinero y es, todo lo contrario. Se hace evidente en los países subdesarrollados en donde no poseen ni agua potable, medicinas y mueren miles de niños por desnutrición.

Nos han querido someter a una ideología que como tantas otras no conducen a nada concreto sino como meras ideas vacías.

Hoy en la época que vivimos, sin dinero no se logra ni se obtiene; educación, alimento, vestimenta, refugio, salud, bienestar, recreación, condiciones necesarias para subsistir.

Y no son meras especulaciones sino, que saltan a las experiencias. Cuantos matrimonios se han separados, cuantos estudiantes han desertados, cuantos han sufrido algún tipo de enfermedad, cuantos han caído en depresión, cuantos se han vuelto locos, cuantos han quedado en el intento en salir de la convalecencia, solo por el hecho de no tener el bien apreciado: “la pecunia”.

Ya Aristóteles, nos enseñaba que lo principal para el hombre es el bien material sin este los demás no se consiguen.

No hace falta argüir a favor o en contra de este gran pensador sino, basta con ver la realidad en la que nos desarrollamos.

Soy realista no idealista, por tal motivo; os deseo que en este año que se aproxime no nos falte este bien tan apreciado como lo es “el sestercio”.

Y todo aquel que diga que el dinero no hace a la felicidad, le reto a asir un vagabundo o, uno que vive debajo del puente y lo sienta en su mesa y que le de comer o si no le convence eso que regale una parte de sus bienes, ya que el dinero no tiene valor para él.

Así que para estas fiestas esperemos tener un poco más de dinero. Ya que la existencia nos la exige. Vale aclarar que somos materialistas como hombre concreto que somos, no a la manera de ideología.

“No hay salud, ni plenitud, ni amistad sin dinero”. Esto a sus medidas nos adelantaban Alfred Adler y Sigmund Freud precursores del psicoanálisis que conocían muy bien el comportamiento humano.


¡Que no falte la pecunia en vuestras casas!

Entradas populares de este blog

Rolex felicita a Roger Federer

“En busca de mi otro yo”

Pensamiento de Martin Heidegger