"En busca de mi otro Yo"

¿Qué os parece si por algún motivo, los sueños, las metas nunca llegan, puede el hombre enloquecer? 

Si bien la sensibilidad es propia de los animales pero en el humano nos eleva permitiendo descubrir la belleza, el amor, la compasión y es el principio de la empatía. 
No es por capricho que el personaje principal de esta historia es un artista de supra sensibilidad. 

Si alguien de vosotros queréis leer para saber de que se trata esta novela, aquí os dejo la sinopsis.

Luego en las próximas entradas se irá subiendo algunos fragmentos de algunos capítulos.

José Luis Perales está en su mejor momento de su carrera artística. Siendo el artista del momento y, admirado por la mayoría de sus pares. Es invitado por distintos canales mundiales, estando muy feliz con sus logros alcanzados en su exitosa carrera.
Comparte con su público toda su algarabía a través de las redes sociales.
Pero en un determinada instancia de su vida le va a jugar en contra su página oficial de Facebook.
El que tiene que ver con eso, el que lo quiere ver callar porque está siendo indiferente con su hija, es un multimillonario director de una compañía multinacional de inteligencia artificial, que cuenta con un grupo de científicos e intelectuales que acaban de construir la última generación de robots que no necesitan ser programados sino que leen el pensamiento. Serán ellos lo que se encargarán de destruir su carrera y llevarlo al desequilibrio psíquico con una herramienta que no es tangible. Para ello utilizará, las campañas publicitarias.

En esta historia es un espacio en donde se conjugan; fines, obsesiones, miedos y sueños.
Todos tenemos sueños, esas metas muchas veces no se alcanzan fácilmente. Quien no posee las habilidades adecuadas o se deja tentar por la desesperanza queda vulnerable a ciertas esferas personales coartándole su libertad.  
Esas metas se pueden ver truncadas por factores exteriores que van contaminando nuestro inconsciente a tal punto de llegar a producir desequilibrios emocionales.

A José Luis Perales quien le ayudará ir sacando el velo para que tome consciencia de su realidad será un amigo, un filósofo, que de a poco le va ir conduciendo para que saque a la luz lo que es propio del artista.

En esta historia vemos que la conducta del hombre está movida por acciones muchas veces inconscientes que está minado de pensamientos nefastos que en el concreto caso del personaje, al no poder manejar la situación le producirá un desequilibrio psíquico muy agudo. Pasando desde el estrés, hasta la desesperación.

Habrá que esperar hasta el final para saber si José Luis podrá salir de ese lugar oscuro y cobrar vida. Si volverá a los escenarios, si su público le devolverá la confianza y el amor hacia él después del atentado intangible, sin testimonios, dado a que se da la lucha en los medios de comunicación y con la última tecnología invisible al ojo humano.

Si bien se puede tirar la toalla, porque es natural en un hombre desolado, angustiado, desequilibrado psíquicamente, triste, también es cierto que en un minuto la vida puede cambiar para siempre, con la ayuda de un ser admirado, con la persona que uno aprecia, simplemente con un gesto.





Entradas populares de este blog

Rolex felicita a Roger Federer

“En busca de mi otro yo”