Cuando la reflexión está de más

Y Me Marché Contigo

El hombre tiene que ser antes de tener. Hoy el rostro del hombre esta ensombrecido, triste, angustiado.  Reclamando en todas las direcciones, produciéndole ansia al no ser escuchado, al no ser comprendido.

- No me vengas Gustavo como siempre con tus pensamientos, con tus ideas.

- No te preocupes, porque de eso no se trata, de lo que tú me cuestionas. El hombre siempre está a la defensiva, al ataque. Se siente perseguido. Y de eso se trata que sea lo que estoy diciendo.
Tenemos que cambiar nuestra actitud, nuestros pensamientos y lo principal dejar de ser egocéntrico.

- Gustavo, hablas como si fuera un erudito, como si pensaras que tiene la autoridad para hacerlo.

- ¡Te das cuenta, que no puedes dejar de seguir pensando como lo vienes haciendo, que te ensimismas en tus caprichos, en tu rebeldía! ¿Tú de donde dice lo que dice, de donde provienen? Porque tú misma cuestión en nada se diferencia a lo que yo cuestiono.

- ¿Y qué es entonces lo que tienes para decir?

- Que el hombre vive reflexionando, y hacer eso es insensato si solo se queda en la pura reflexión. El hombre no es solo ser pensante. El hombre es un ser sintiente y es lo más importante, porque lo otro sin esto no es nada. Queda en el ámbito de lo lógico.

- ¡No entiendo ni un bledo lo que me tratas de decir!

- No te preocupes, lo que sucede es que siempre caemos en el pensamiento, es algo incorporado al hombre. Por eso es importante vivir además de pensar.
Cuando alguien te diga que hay que reflexionar, tú en cambio dile: " Mejor es vivir y luego reflexionar" porque sin la vida lo otro es vacuo.
Hoy se ha puesto de moda la palabra “Reflexionar” y dime si ha cambiado de algo.

- No nada, todo sigue igual. ¿Y qué hay que hacer?

- Hay que leer más poesías, es lo único que hace la vida lo que es, hace que las cosas se expresen y hablen por ella misma. El hombre está hecho para percibir, para sentir, para experimentar, para amar.
Solo la experiencia supera al entendimiento. Cuando viene el problema, el conflicto es, en ese momento que surge el pensamiento. Por eso el pensar nos dice que hay conflicto, que estamos ante un problema.

- Ahora entiendo por qué todo el mundo piensa y dice que hay que reflexionar.

- Así es, es por eso que tenemos que inclinarlo más por el ocio, pero cuando digo eso, lo digo en su significado más estricto. No preocuparnos por el negocio - negación del ocio- sino aparte de las actividades diarias, también hacerse tiempo para la poesía, la música, el arte en general. Todo lo que nos humaniza.
 ¿Has leído las poesías de José Luis Perales?

- Si algunas, ¿y qué tiene que ver él en todo esto?

- Muchas, por empezar él es muy semejante a nosotros ya que es latino, sus sentimientos, sus vivencias la compartimos. Tiene muy buenas poesías y le pone además melodía.
Está comprometido con la sociedad, es humano.

- ¡Si es escuchado que eso predica la gente!

- Hoy vivimos en un mundo muy egoísta, en donde estamos pendientes en nosotros mismos sin mirar al de al lado si necesita ayuda. En una sociedad competitiva hasta la máxima expresión que si tiene que hacer lo que sea por aniquilar a su contrincante lo hace sin pavor. Un mundo devorado por el consumo, en donde le dice como tiene que comportarse y cual son sus gustos.
En un orbe de lo descartable. Todo lo que no me sirve, de lo que me entorpece el camino lo desecho. Solamente asió lo que es bueno para mí, lo que me satisface y en la medida que me aleja de mi confort lo arrojo, lo desecho.
En un mundo belicoso que se proyecta para someter al más débil, para demostrar su poderío y su hegemonía.
El soberbio que sigue con su verdad absoluta. Nadie se atreve de hablar de la muerte. Los súper intelectuales conquistando el espacio. Los negociantes que siguen contando pecunias. Al necio que sigue con sus discursos tratando de persuadir.
Don José Luis Perales, nos dice; que no se va solo sino acompañado una vez que creció. Comparte todo hasta la vida y su muerte.
Por lo tanto si te vas a donde sea que fuese y quieres ser feliz, lleva a alguien contigo. Por que el hombre es un ser indigente, es paciente. Es una necesidad el otro, por eso márchate con alguien.

Para no caer en la reflexión que venimos hablando, resumámoslo todo esto y mejor a través de lo que da vida, la poesía, para que revivamos más, sintamos más y reflexiones menos.

Dejé bajo los olmos mi niñez jugando
y un sonido de bronce en aquel campanario
dejé mi adolescencia en un abrazo tierno
y una luna de plata alumbrando el sendero
y me marché contigo

Y me marché contigo, contigo para siempre
para vivir la vida hasta morir la muerte
para vivir la vida hasta morir la muerte
y me marché contigo, contigo

Dejé a los súper hombres conquistando la luna
y al soberbio gritando su verdad absoluta
dejé a los bien pensantes bien pensándolo todo
y a los más altruistas regalando canciones
y me marché contigo

Y me marché contigo, contigo para siempre
para vivir la vida hasta morir la muerte
para vivir la vida hasta morir la muerte
y me marché contigo, contigo

Dejé a los belicosos inventándose guerras
y a los necios más necios seguros de ser sabios
dejé a los gobernantes desgobernando todo
y a los más generosos, amasando fortunas
y me marché contigo

Y me marché contigo, contigo para siempre
para vivir la vida hasta morir la muerte
para vivir la vida hasta morir la muerte
y me marché contigo, contigo
me marché contigo, contigo.

          Y Me Marché Contigo - José Luis Perales-




Entradas populares de este blog

Rolex felicita a Roger Federer

“En busca de mi otro yo”