¡Háblame de tus emociones y te diré como está tu salud!

¡Cuando las emociones mueve al espíritu humano!

Sabemos que las emociones son necesarias para las personas. Gracias a ellas reaccionamos y nos compartamos de una determinada manera permitiéndonos adaptarnos al medio.

Sin emociones no hay vida, no hay sociedad. Muchas enfermedades mentales(un alto porcentaje) y, orgánicas son productos de desequilibrios emocionales.
El problema radica en el desconocimiento o falta de educación al respecto.

En esta sociedad enferma, tendríamos que preguntarnos más que nunca; ¿cómo andan nuestras relaciones interpersonales, cómo me comunico con el que tengo alrededor? Pero para ello necesito estar bien conmigo mismo, de lo contrario no puedo ser amable con el que tengo al lado si me desconozco. Si no puedo controlar mis emociones termino siendo esclavo aun pensando lo contrario.

Cuanto mal se hace el hombre al desconocerse y por ende no poder controlar sus sentimientos.
Es válido preguntar en este contexto, en que gran parte de la población consume algún tipo de psicofármacos; ¿cómo andan mis emociones?

Un gran reto que le espera a esta sociedad es educar a los niños en sus sentimientos para desarrollar una sociedad más justa, sana, caritativa. Dado a que todas esas atribuciones son dependientes de las emociones.
Dicho esto, de que el ser humano es, lo que sus emociones hacen con los distintos procesos psicológicos, nos vemos con el deber de promover el arte en todas las expresiones.

Por suerte, existe el espectáculo, el arte, en el que el hombre puede contemplar y descubrir la belleza de la trascendencia, en donde se puede dejar llevar por lo que produce atracción. Ya Platón nos anticipaba que todo lo bueno es un bien para el alma, por lo tanto contemplemos esta obra como nos propone el Cirque du Soleil en que sigue deleitando al mundo con sus creación y talento. Entremos en su atmósfera que vamos salir aireoso de su invitación que nos propone junto con su estética.

Aquí os dejo con un fragmento de ; No descansaré Sep7imo Día.




Entradas populares de este blog

Rolex felicita a Roger Federer

“En busca de mi otro yo”

Pensamiento de Martin Heidegger